Rotos

Todos estamos rotos, un poco hechos mierda. Todos cargamos a cuestas nuestros desastres, nuestras decepciones, desilusiones y también esperanzas. Somos los pedazos de las cosas que nos pasaron, somos el reparto de despojos que la vida hizo de y con nosotros. Pero también somos los sueños, las alegrías y la verdad. El sabernos humanos, miserables o esperanzados, es lo que nos hará crecer. Anuncios Continúa leyendo Rotos

Noches de desamor

Otra vez. Otra vez vuelvo a enloquecer, a perderme entre tus curvas, a morime un poco todo el tiempo por tenerte acá. Otra vez vuelvo a caer en las putas redes de tus atractivos tan sublimes e intensos, otra vez me dejo llevar. Me gustaría entender y entenderte, decifrarte, mirarte, hacerte el amor. El delire de imaginarme entre tus pieles, tus cabellos y tus abrazos, me estalla, me parte en dos. Solamente puedo entregarte esta confesión estúpida, ardida, tardía, cansada. Sólo puedo desearte entre mis líneas, en silencio, callada, triste y excitada. Solamente puedo regocijarme en tus recuerdos, tan tuyos … Continúa leyendo Noches de desamor

Paloma que pierde el vuelo (02/16)

Era una mañana hermosa. El cielo parecía salirse de un cuadro surrealista. Veíamos juntos el amanecer. La brisa mañanera y el silencio de la ciudad dando los primeros bostezos, hacían que, por primera vez, quisiera estar allí. El mundo me gustaba. Ella también. La mañana es la única parte del día en la que la gente me cae bien. Los ojos lagañosos, parecen sinceros de mañana, cuando la tarde del mundo miserable no ha corrompido aún, en esos corazones ya rotos. Es impresión mía, pero la gente parece feliz de hacer lo que hace, junto con la infusión oriental y … Continúa leyendo Paloma que pierde el vuelo (02/16)

Hoy

Hoy me cansé de esperar las rosas sólo espero que alguien se acerque con un revólver y lo mate. Mate a este impulso interno de no saber qué hacer ni para dónde ir este desazón agobiante, desesperante. Este pozo en el que me caí y no sé cuándo. Hoy me cansé de pasar por el filtro Hoy me cansé de necesitar Hoy me cansé de ser un ser social. Continúa leyendo Hoy

Quizá…

Mirarlo me enloquecía completamente. De pie a cabeza él era todo perfección. Pero de esa perfección imperfecta, llena de imposibles y de defectos maravillosos. Era víctima de esa intensa atracción, otra vez. Divagar con tenerlo en mi cama, me desahuciaba. (¡Ay, querido, lo que hubiese dado por tenerte aunque sea una vez!). Me excitaba todo lo suyo, e increíblemente podíamos comunicarnos con tal sólo una mirada. (Si hubieses adivinado lo que pensaba… quizá …) Solía irse y volver meses después; igual que mi sentimiento. Yo solía olvidarle algunas veces, iba y volvía de mi pensamiento y de mi vida, como … Continúa leyendo Quizá…