Cada tanto

Cada tanto me gusta desaparecer.

Ver las cosas de lejos.

Ver el mundo y sentirme invisible, al margen de todo.

Me agrada esa sensación.

Me he vuelto adicta.

Es lo más parecido a irme del mundo por un rato y no ser nadie.

No sentirme responsable, ni culpable, ni presionada, ni comprometida. Nada.

Sentirme libre de sentimientos, de ataduras, de pensamientos, de estereotipos, de prejuicios.

De conspiraciones y miradas que siempre piden algo más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s