Sueño con despertar Sí Despertar en algún momento y descubrir que todo ha sido un sueño. O más bien una pesadilla. Despertar sabiendo que todo está bien, que no hay que preocuparse. Imposible. Nacimos pobres. Hay que levantarse Trabajar No tener plata Y seguir trabajando Hasta morir. Anuncios Continúa leyendo

Pastillas para no soñar

Había silencio en el barrio. Las ausencias se notaban cada vez más y mi cigarro empezaba a apagarse. Entré a la casa con menos rapidez que esperanza y decidida a suicidarme, desistí. En la televisión parloteaban unas cucarachas mediáticas que hacían mi vida un poco más miserable con sus estereotipos. Por si no era suficiente, tenía a dos o tres bichos que no conocía saliendo de un aparato diciéndome cómo tenía que ser. Me preguntaba si en algún momento, ellos dejaban de ser. Como yo lo hacía siempre que llegaba a casa y me hundía en el sillón. En ese … Continúa leyendo Pastillas para no soñar

El Pibe

-Qué ganas de hacer un escabio- dijo él. De fondo sonaba La Base y las ganas de romperse reinaron. Las penas y las alegrías las ahogaban en un poco de alcohol, mientras bailaban y celebraban las ganas de vivir. Parecería insólito, paradigmático y hasta patético. Allí en esa casa la tristeza no tenía cabida, no había quién les achacara. De pronto, sonó el teléfono. -Tenés que matarlo- le dijo. Y El Pibe no lo dudó un segundo. Salió encaminado al lugar donde le proveerían del armamento, los proyectiles y la dirección. Una vez allí, El Pelado, como se lo conocía … Continúa leyendo El Pibe

Confesiones

Tenía nueve años cuando un hombre me tocó por primera vez. Yo jugaba a la “mancha” y él, un tipo más grande, como de unos veinte, corría tras de mí simulando jugar. Aquella era una casa grande con muchas habitaciones y perdimos a los demás niños en alguna de ellas. En cierto momento del juego, quedé sola con él en una de las habitaciones. Me tomó por detrás, y al grito de “te atrapé” , me lanzó encima de una cama que allí había. Sentí sus partes en mi trasero. Él se restregaba en mí, mientras seguía diciendo “te atrapé, … Continúa leyendo Confesiones

Me niego

Me niego rotundamente a aceptar este sistema, a ser esclava de la pena y la desazón. Me niego a tener que ser quién no quiero, a destruirme poco a poco por dentro. Me niego a verte y no mirarte, a ser incapaz de sentir compasión. Me niego a dejar de quererte y luchar por vos. Me niego a odiarte, a este sentimiento reinante de ganas de matarte. Me niego a ser quién te juzgue , quién te ignore y te culpe. Sí, me niego, no quiero ser esa que te señale por lo que la vida te dio y lo … Continúa leyendo Me niego

Reflexiones

Ayer subí un post hablando de la delincuencia, la pobreza y etc. Sobre lo que pienso, lo que me toca, lo que me hace encender algo adentro. Hoy me levanto con una noticia: me robaron. Entraron en la noche y se llevaron objetos personales, materiales, que van y vienen, claro está. En un momento de desquicie uno piensa en matar, en terminar con la vida de ese ser que entró , te invadió, te quitó lo que te costó tanto laburo conseguir. Pero me niego, me niego rotundamente a culparlos, a olvidar que son personas, me niego a hacer de … Continúa leyendo Reflexiones

Capítulo I: De amor y de guerra

Eran las dos de la mañana. La luna sin completar su figura alumbraba esa noche con una fuerza extraña. -¿Qué pensás hacer después? – Le dijo, mientras contemplaban el techo lleno de manchas de humedad por el temporal intenso de días antes. -Tal vez irme a Córdoba. Tengo familia allí y según dicen es tranquilo, y eso es lo que necesito, tranquilidad. Me cansé de estar acá. Estoy podrido- Macarena suspiró y giró para agarrar un cigarrillo de la mesa de luz y encenderlo. Dio una larga pitada y después de largar el humo dijo: – Sos un cobarde.- Diego … Continúa leyendo Capítulo I: De amor y de guerra